martes, 19 de octubre de 2010

Fuego


No juegues conmigo
soy fuego que arde
que quema y destruye
que limpia y que mata
que enciende en llama
y acaba en tormenta

No juegues viejo
mi juventud es en balde
la chispa caducó en destrucción
en vela que purifica y cambia

No juegues conmigo
este fuego no es pasión
no es lujuria
es reposo, es veneno
es látigo, es silencio

No juegues conmigo
yo no busco y no quiero
soy llama, soy fuego
no juegues conmigo

martes, 5 de octubre de 2010


No tomo drogas porque no las necesito. El mareo es constante, el dolor de cabeza también, los sentimientos a flor de piel siempre, y la tristeza es un mal sin remedio. Nada la borra, y entre más la tratas de dormir, más se rebela como jinete apocalíptico, cabalgando arrogante y poderosa.
Los problemas comienzan y terminan contigo. Estoy ajena a ti y mi vida si bien no brilla, es la mediocridad aceptable que me tejí. Estás tú y la triste normalidad se vuelve un agujero negro, torbellino de cóleras y rencores presentes y pasados.
Yo tan incapaz de deshacerme de ti, con este miedo bastardo, y tú tan incapaz de ser digno y dejarme por tu honor y auto respeto.
Debo callarme porque has invadido todos mis espacios. Me aguanto como otras lo han hecho. Ellas detrás de un fusil, de pancartas u otra arma mortal. Yo armada de mi cama, que ya no sirve para sexo, sólo de consuelo para dormir mis penas, armada del vacío tan profundo que hay en mí, lista con mis amarguras, presta a llorar, a estar sola, como lo estoy desde que estás conmigo.