lunes, 21 de noviembre de 2011

De mis Oraciones


Desde hace unos días he comenzado a pensar que le pediré a Dios que me haga tonta.
Porque todos los tontos que conozco son felices o sus problemas son tan sencillos que su estupidez los complica sin necesidad, y yo entre ser una miserable inteligente, prefiero ser una tonta feliz.

jueves, 17 de noviembre de 2011

Cartas desde el Infierno- carta primera


Que he sido nombrada desde hace mucho ciudadana de este pueblo. Aquí resulté encontrando a la mayoría de las personas que conozco y quiero. No a todos, he de aclarar, pero si al menos a los más religiosos.
Resulta que en el infierno pierdes la fe o ésta crece como nunca. He experimentado ambas.
El diablo no es tan mal tipo. Su trabajo y su influencia está sobrevalorada y le culpan de más de lo que es capaz. No le molesta pero le gustaría que le pagaran el trabajo que le atribuyen.
Aquí te das cuenta que vale más un buen conocido que un mal amigo, o que la familia. Te das cuenta que los malos son más buenos y más correctos que los buenos. También me he dado cuenta que el diablo es de hecho un gran amigo de sacerdotes, pastores y un cúmulo de líderes religiosos. Si vieran lo bien que se la pasan y lo mucho que se ayudan.
Descubrí que esas personas que tanto repudia la sociedad son quienes te tienden la mano y se convierten en tus mejores amigos (entiéndase prostitutas, gays, drogadictos, ebrios, y delincuentes o semi-delincuentes), y es que sus corazones son más puros de lo que cualquiera sospecharía.
Esta es la parte positiva, la carta primera desde mi infierno.

sábado, 12 de noviembre de 2011

SHIT!!!!!!


Que sencillo sería da “actualizar” a tu vida, a tu situación, que quien dice amarte estuviera ahí cuando en verdad tu vida se viene al suelo, y no estuviera frente a la tv quemándose las pestañas en alta definición con un tal “mani no sé qué”. Dice el viejo que hace tiempo tuve que haber superado esta mierda. Es cierto. Lo que él no sabe es que hace unas semanas mi madre me ha dicho que no gastará dinero en tarjetas telefónicas para llamarme, y mi padre pues tan mierda como siempre. Tampoco sabe que ayer mi mundo se hacía mierda y ayer YO me he tragado esa mierda para que mis hijos no se la traguen; que para el padre de mis hijos todo seguirá tan “chévere” como siempre porque la imbécil de su mujer seguirá siendo una idiota que se calla por sus hijos. ¿Valdrá la pena o sólo sigo siendo la misma pieza inservible, y mierda que mis padres concibieron estúpidamente?
Déjame decirte que esta imagen te acompañara hasta el final de tus días, si es tu caso, y si no, habrás encontrado el santo grial (me avisas por favor).
FYI: No siempre me siento así. NO soy una víctima, SOY sobreviviente. Hoy soy un ente alcoholizado más, y nada más. Yo sé quien soy. El problema es estar rodeada de hijos de puta, ¿no?

jueves, 10 de noviembre de 2011

Carta a quienes me trajeron a este mundo

Hoy, en un momento de locura, depresión y desesperación casi envío el siguiente escrito a mis "padres", Aún no sé si lo haré pero por lo pronto aquí lo dejo:

He pasado momentos malos y terribles desde que tengo uso de razón. En cada uno de ellos he estado sola. Me he querido morir miles de veces pero soy una cobarde de mierda, la misma niña golpeada y humillada que fui siempre, la misma niña no deseada.
Hoy soy una mujer emocionalmente muerta, una discapacitada de la vida, gracias a un par de discapacitados igual que yo que un día decidieron estúpidamente ser padres. Es cierto, hay peores, pero eso ya lo sabemos porque el mundo podrido de hoy es testigo fiel de esas "cagadas". Quienes no cometen delitos punibles, viven como yo, en la oscuridad de hogares malditos. La gente conoció a dos cristianos pero a mi me criaron dos "mundanos", que hoy estarían presos por negligencia, abuso y otros cuantos cargos más. ¿No se les ocurrió que talvez mejor me hubieran dado en adopción a padres más capacitados?

Fui criada para seguir un molde, que no era precisamente el de la felicidad sino el de una religiosa falsedad, un seguir las apariencias y el puto molde de la "familia pastoral", ser el último lugar en la vida de quienes me trajeron a este mundo y debieron haberme amado, cuidado y protegido.
Hoy como tantas otras veces mi vida se derrumba, estoy sola pero lo más triste es no tener una sola persona a quien acudir porque esas figuras que los demás llaman padres, personas llenas de amor, que les abrazaron, cuidaron y apoyaron, esas figuras yo no las conocí y hoy más que nunca, son quienes más lejos están de mí.
Siempre quise vencer el miedo de esa niña a correr, a salvarse, pero yo así como esa niña aprendí a quedarme a sufrir por miedo a correr. Cosa que mis 2 padres no hicieron. No. Cuando el barco se hundía, ellos se salvaron y huyeron como ratas en naufragio, y a los hijos que se los llevara el diablo, y lo hizo, se los llevó. Lo cómico es que cuando los hijos hicieron sus cagadas todavía tuvieron el descaro de reclamarles y sentirse ofendidos.

Y si hoy escribo esta carta es porque no tengo a quien más culpar, que a los culpables. A esos seres para quienes es mucho dinero hacer una llamada, para quienes es demasiado difícil cumplir un rol que ellos se buscaron. Le pido a Dios sólo una cosa: no ser la clase de padres que yo tuve.
Dicen que cuando uno se convierte en padre, logra perdonar los errores de sus padres. Yo he descubierto exactamente lo contrario cada año que pasan mis hijos. Comparo lo que hago y cómo reacciono a la forma en que lo hicieron mis padres y no me explico tanta falta de amor y cuidado. Particularmente de una madre, porque sé que me iría contra el mundo si de defender a mis hijos se trata. Porque no hay marido ni persona alguna que tenga mayor importancia que un hijo.

Y por cierto, adelante ustedes también pueden culpar a los, seguramente, pésimos padres que les sirvieron de ejemplo.

martes, 8 de noviembre de 2011

De deseos pendientes...


Hace 14 felices (en ese entonces) años, entró el diablo por la puerta más desvencijada y más "shabby" (ya ves que ese es un estilo ahora). Yo lo ví. Tenía unos ojos de miel, una boca de labios perfectamente carnosos, rosados, tibios.
Me enamoré y él también.
Pero no me amaba como yo quería. Su amor era mas bien un viento leve que acaricia pero no enfría, agradable pero no voraz. Su sexo, una espada inverosímil a mis manos (entonces) vírgenes. Pero su pasión no bastaba. Era calor mas no fuego, era sensación mas no ardor.
Y lo traicioné. Aquellos deseos quedaron entrecortados, pendientes de un mejor mañana, de una experiencia que llevara a lo perfecto.
Hoy, catorce años después siguen pendientes. Esos ojos siguen allí, los labios también. Ya no son míos, han sido de otras muchas. Han quedado en ese estuche de pasiones dormidas a fuerza de drogas innombrables, pendientes como el día de mañana, como la luz que debieron ver los ojos que se cerraron ayer.

Today and always... my thoughts go to you my lover with the perfect flaws.

sábado, 22 de octubre de 2011

De miserias recurrentes y Papilomas inmerecidos


No he escrito por un tiempo. Ya había dicho que la felicidad le hace mal a mi blog. Y ésta ha llegado a su fin. Me mudé a la casa de mis sueños... de los sueños de cualquiera. Y un mes después descubro que... estoy infectada de virus de Papiloma Humano. Si señores, una mujer(idiota) que por 14 años ha sido fiel al mismo imbécil, resulta con esas gracias, a estas etapas del partido.
Y de un golpe he sido traída a la miseria de la cual casi escapo. Mi madre ha culpado a mi padre, por abandonarla, y que por eso me he casado con el individuo antes mencionado. También ha culpado a mi indiferencia con su causa religiosa, que es un castigo divino. ¿Yo? Pienso que la estupidez se paga en sangre y así tendré que pagar. La lección: ser mejor madre a mis hijos de lo que mis padres lo fueron conmigo para evitar que un cercano día les dé por fijarse en el primer trasero gordo que aparezca y casarse con él para huir del hades de su hogar.
Tengan una feliz puta noche!

domingo, 26 de junio de 2011

De los efectos etílicos y las resacas morales


Estar feliz no le sienta bien a mi blog. Últimamente he estado en seguidos estados de euforia etílica. Me convierto (por momentos) en una party girl, popular de quien se dice "es de ambiente". Y ese animal raro no soy yo.
Entre esas resacas morales pensaba que los años pasan y que cada vez conozco más a los protagonistas de los funerales. Que quien sabe cuando será de mi velorio que digan "eh! estuvo alegre el funeral, no?"
Sólo por nostalgia o por miedo a la muerte, o peor aún: al olvido, rindo un triste post a los tantos que se nos han ido este primer semestre del año:
1. Dr. Edwin Gálvez
2. Adelita Irías, nuestra gran amiga
3. Yuri Guzmán
4. Irma Luarca
5. Diego Juárez
Nunca sabemos cuando será nuestro turno y si seremos aún más anónimos e invisibles entonces. No sabemos que hay detrás de ese cambio y sólo podemos tener la esperanza de que sea mejor que este lado.

domingo, 17 de abril de 2011

Lo he vuelto a Joder


Hace semanas evito ver el ícono del blog en mi laptop. Tengo también semanas de permanecer en cama y no es por enfermedad(gracias por preguntar) ni por menesteres amorosos (ya ni me acuerdo de eso). Se trata de una flojera mental, casi apatía por la vida y por la raza humana. Mucho me temo que es una apatía por gusto. He meditado inútilmente sobre alejarme, irme a otro país más inteligente o simplemente más culto. Pero pienso que soy incapaz de dejar a mis hijos. Por lo demás, ya habría tirado todo al carajo y habría empacado.
Sigo en sobredosis con Nacho Vegas..."sólo yo sé el motivo y no es bonito". Pero como él, de quien debo escapar es de quien no puedo.

viernes, 18 de marzo de 2011

De Las Lluvias y Sus Efectos


No. No es un tema ecológico ni mucho menos. Si creo en la ecología pero no es tema de conversación. Esto es más bien hablar sobre la vida, sobre la paz y la tranquilidad que reina al terminar la tormenta. Esa sensación de que se respira mejor, del fabuloso y adictivo olor de la tierra mojada.
Talvez el mundo no cambiará ni mejorará, quizás mis problemas no se han resuelto (ni lo espero ya) pero hay un corto, leve momento en que todo queda suspendido en una nébula de algo parecido a la tranquilidad.

jueves, 17 de febrero de 2011

Again

Nuevamente estoy en esa fase de egoísmo, arrogancia e intolerancia a los errores y estupidez ajenos.
¿Cómo lo sé? Porque es parte de un ciclo que conozco bien, que inicia en enero y va degenerando a medida avanza el año.
Lo sé porque me había comprometido a ayudar en una beneficencia y me venció primero la pereza y luego el olvido. Y de eso hace un mes y nunca asistí.Todo porque me dedico a vegetar las tardes frente al podrido internet; ya sea jugando alguna tontería o investigando cosas que a nada ni a nadie servirán, y en el mejor de los casos leyendo o apoyando alguna causa homosexual (que no sé a quien pueda servir mi intrusión en un campo para mi desconocido).
Lo sé porque me he peleado con falsos amigos, con mi madre, con mi hermano y con quien sabe quienes más que se habrán hastiado de mi carácter endemoniado y mi falta de paciencia. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.
¡Qué le vamos a hacer! Destapar una cerveza y beberla yo sola pues hasta con "los cuates de chupe" terminé.
Por otra parte más positiva, el deseo sexual ha renacido levemente. Lo sé porque hoy tuve sexo conmigo en... MI TRABAJO!!

viernes, 21 de enero de 2011

2011


Esta semana por fin siento que ha terminado el año 2010. Qué alivio.
Así que volteando la página a algo más positivo. Ni qué decir de pensar en metas y buenos propósitos. Nada de eso. Mejor hago lista de maldades y malos propósitos, de vanidades y superficialidades. Entre ellas:
-Tener sexo con quien sea, eso si, bien hecho.
-Irme de viaje tan lejos como pueda.
-Vengarme de un par de hij@s de perra (de manera creativa, por supuesto jajaja)
- Descargarme más música pirata
- Comer y beber lo que se me dé la gana
- alejarme de cualquier persona que me fastidie, me aburra o simplemente me desagrade
- No pensar en los ingratos
-Vivir para mi, por mi, para complacerme a mi
- Conocer más de lo profano y de otros universos perversos, de vicios, de los 7 pecados capitales
ahhhh, qué buen año será...

viernes, 14 de enero de 2011

En la Vórtice


Tres meses de miseria son más de lo que puedo aguantar, aunque he probado estar aquí, maltrecha y desvencijada pero aquí al final.
Un negocio del cual he salido humillada, denigrada y decepcionada, no logró matarme. Tampoco los problemas que esto conlleva. No. Hacía falta más que los dos meses de duro trabajo mientras los demás dormían y celebraban "las fiestas".
Que la chica de mi hombre perfecto está embarazada, eso me molestó. Que en mi familia también hay un bebé en camino, me contrarió. No por el bebé, sino por la madeja enredada que ésto sacó.
Pero lo que en realidad movió mi suelo fue descubrir que por más que quiera detenerlo, la atmósfera que me rodea me atrapa y se cierra a mi alrededor. Que no puedo extirparme la madre que me parió ni el hogar donde nací. Que aunque viva a (literalmente) mil kilómetros de allí, el espacio no es suficiente porque succionan mi aire y me dejan media muerta sólo para volver a empezar la tortura una vez más... el ciclo diabólico en cuyo ojo me encuentro yo.

sábado, 8 de enero de 2011

Carta a mi Futura Cuñada


Me escribes que te casas, que esperas un hijo. ¿Qué te puedo decir bajo esas circunstancias? ¿Felicidades? Mis condolencias. Acabas de entrar a la fábrica de juguetes rotos de donde salió este juguete.
Soy el árbol cuyas raíces cortaron. Míranos, tú me notificas lo que "mi familia" no hizo. Te deseo suerte, que tu corazón no sea destruido a lo largo del tiempo. Que quienes me robaron la niña, el valor y la felicidad, y me convirtieron en ese ser incapaz de vivir sin fluoxetina, paxil y demás demonios, no te encierren en esa jaula de oro a la que anhelas entrar.
Te escribo desde la embajada del infierno, desde un cuarto oscuro donde llora la niña que jamás debió nacer.