jueves, 17 de febrero de 2011

Again

Nuevamente estoy en esa fase de egoísmo, arrogancia e intolerancia a los errores y estupidez ajenos.
¿Cómo lo sé? Porque es parte de un ciclo que conozco bien, que inicia en enero y va degenerando a medida avanza el año.
Lo sé porque me había comprometido a ayudar en una beneficencia y me venció primero la pereza y luego el olvido. Y de eso hace un mes y nunca asistí.Todo porque me dedico a vegetar las tardes frente al podrido internet; ya sea jugando alguna tontería o investigando cosas que a nada ni a nadie servirán, y en el mejor de los casos leyendo o apoyando alguna causa homosexual (que no sé a quien pueda servir mi intrusión en un campo para mi desconocido).
Lo sé porque me he peleado con falsos amigos, con mi madre, con mi hermano y con quien sabe quienes más que se habrán hastiado de mi carácter endemoniado y mi falta de paciencia. Por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa.
¡Qué le vamos a hacer! Destapar una cerveza y beberla yo sola pues hasta con "los cuates de chupe" terminé.
Por otra parte más positiva, el deseo sexual ha renacido levemente. Lo sé porque hoy tuve sexo conmigo en... MI TRABAJO!!